¿Estás haciendo que tus deportistas tengan buena autoestima o por el contrario se están desarrollando como seres dependientes e inseguros?

Utilizar el refuerzo positivo usado en su justa medida, es importante y necesario para que el deportista valore su capacidad y desarrolle su autoestima, autonomía y seguridad, sin embargo, un exceso del mismo o un exceso de reprimendas, críticas o castigos señalándole sólo lo “malo” o mejorable a ojos de sus técnicos, puede que desarrolle una personalidad dependiente e insegura, lo que más tarde o más temprano le acabará pasando factura.

En mi trayectoria profesional me he encontrado con técnicos que resaltan, prácticamente, sólo aspectos negativos del comportamiento de sus deportistas esperando que con cada reprimenda, descalificación o castigo estos se den cuenta de que han de hacer las cosas de otro modo, “correctas” a sus ojos, sin considerar que su actuación para con ellos es absolutamente perjudicial y les genera cada vez más inseguridad.

Dentro del deporte al igual que en otras disciplinas tenemos que entender que cada uno tiene un ritmo en el aprendizaje y desarrollo y que una herramienta, método, forma no sirve para todo el mundo de igual manera.

La crítica destructiva es absolutamente dolorosa para cualquier persona empujándole a una vida llena de inseguridad, complejos de inferioridad y llena de miedos al fracaso y al rechazo.Aquello que dices a tus jugadores, “no sabes pasar”, “no tienes toque”, “nunca te esfuerzas”, “no apoyas a tus compañeros”, “me haces perder el tiempo” … aparte de ser frases demoledoras, inevitablemente se incorporan a sus personalidades y lo aceptarán como una verdad absoluta de su persona.

Sin embargo expresar positivismo y confianza les hará sentir importantes, necesarios y en el deporte como en la vida para tener un desarrollo potente es de suma importancia sentirse capaz y seguro de uno mismo. Lo que cuentan es cómo ellos perciben la falta de expresión de sentimientos positivos hacia ellos no lo que tu como técnico sientas. Con esto no digo que no se deban decir o expresar los aspectos a mejorar, sino que conviene reforzar positivizando para desde ahí sacar fuerza y hacer frente a la mejora.

Muchos técnicos consideran que sus deportistas ya saben sus fortalezas, que son un apoyo para el equipo, que tienen grandes capacidades, sin embargo, no se lo han dicho nunca y estos necesitan oir el reconocimiento para desarrollarse emocionalmente de modo adecuado y para evitar que se pasen la vida buscando en otros lugares el sentimiento y los valores que honran de ese deporte y de su equipo.

Dar el paso, ser consciente de lo que un técnico está haciendo en estos casos, implica un trabajo de enfrentarse a las creencias erróneas que han estado alimentando durante toda su vida entrenadores, padres o educadores, creencias que para ellos son verdades absolutas por el refuerzo de las experiencias vividas en su propio núcleo familiar, pero que, sin duda, pueden estar perjudicando a sus deportistas sin saberlo.

Lo que está claro, es que por norma general se suele repetir patrones de comportamiento de los técnicos, aunque sean cuestionables, y es importante ser conscientes de ello para poder emprender acciones que mejoren lo mejorable y refuercen lo que traemos de bueno de nuestro club, equipo, compañeros, etc… de tal modo, que la autoestima y la seguridad de cada deportista sea absolutamente sana para que en su desarrollo se vea reflejado de modo positivo.

Por otra parte, esto es reciproco, lo que los técnicos den a sus deportistas, estos se lo devolverán, y no me ve refiero ahora a resultados deportivos. Si los técnicos siembran actitudes positivas, recibirán actitudes positivas, si por el contrario lo hacen en negativo, recibirán actitudes negativas.

Si aún no has dado el paso, entrenador, preparador físico, masajista, representante deportivo, de acercarte al Coaching para trabajar a otro nivel y encontrar la armonía y el equilibrio deseado, desde aquí te animo a que así sea, ya que el camino es de lo más gratificante y apasionante.

Deja un comentario

Unete desde las Redes Sociales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *