Este post lo escribo con muchas ganas y motivación porque pienso que va ayudar a romper un paradigma limitante en las mentes que se animen a leer este texto.

Hace unos días una creencia que detecto en muchas personas se reafirmó, curiosamente de una manera espontánea.

Salía de una tienda de libros con un par de ellos para regalar que pienso que pueden reforzar y venir bien a unos amigos. A la salida de la tienda un amable caballero me propuso realizar un cuestionario de calidad para evaluar varios aspectos del servicio y del establecimiento.

Llegado un punto el caballero me pregunto que que clase de libros había adquirido y yo le respondí que de motivación y desarrollo personal a lo que el me respondió:

– de AUTOAYUDA

y yo le volví a decir:

– no, de MOTIVACIÓN Y CRECIENTO PERSONAL

Este ejemplo pienso que es un claro reflejo del cambio de paradigma social que debemos realizar.

Es un cambio de percepción de la vida. Esta claro que todos necesitamos un empujón o ayuda en determinados momentos y que todos tenemos problemas y situaciones que tenemos que resolver. La cuestión reside en:

– ¿Cómo percibimos nuestro desarrollo, crecimiento o evolución personal?

Primero me gustaría matizar en que no es lo mismo encontrarte mal y necesitar ayuda a estar bien y querer estar mejor o caminar en una dirección en la que acompañe más alegría, disfrute y realización personal.

Por poner un ejemplo sencillo que planeo como entrenador en algún caso. Si yo como mucha grasa y azúcar, más tarde o más temprano voy a tener un deterioro de mi salud física por problemas de colesterol, de corazón, de obesidad entre otros que ya sabemos donde llevan… Bien pues si yo me informo de como se debe comer, practico este hábito y encima realizo ejercicio de manera regular, podré comprobar que me siento fenomenal en breve periodo de tiempo y a medio largo plazo además disfrutaré de más vitalidad, energía, agilidad sin necesidad de compararme con nadie más que conmigo mismo.

La cuestión que mencionaba antes es la misma pero en otro ámbito. No se trata de psicología exclusivamente si es eso lo que estáis pensando, se trata de tener una visión, se trata de enfoque, de saber que pasos he de seguir, de estar conectado, motivado, de como tomar mis decisiones sin dejar de estar alineado a mi fuerza y potencial interior para llevar la vida que deseo y compartirla con otras personas para que se puedan enriquecer.

Mi verdad es esta: Cuando te sientes feliz, descubres que te van bien practicar determinados hábitos, rutinas y sigues determinados pasos que te impulsan, quieres que otros también puedan disfrutar de esto contigo. ¿De que te serviría ser la persona más rica del mundo si no tienes con quien o o no sabes como disfrutarlo?

 

Deja un comentario

Unete desde las Redes Sociales

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *